Argentina: Una niña de dos años murió desnutrida y torturada: el padre y la madrastra fueron detenidos

Internacional 03 de marzo de 2019 Por
Nahiara entró a un hospital de Paraná con la nariz fracturada, golpes en todo el cuerpo y quemaduras de cigarrillos.

2_XrZXPk

Una niña de dos años llamada Nahiara llegó a un hospital de Paraná desnutrida, deshidratada y con golpes en todo el cuerpo. Los médicos intentaron estabilizarla, pero no logró sobrevivir. Tras su muerte, las autoridades detuvieron al padre y a la madrastra, acusados de homicidio agravado. Desde la cárcel, los sospechosos ahora se echan culpas entre sí de los maltratos que recibió la víctima.

El hecho fue el pasado 8 de febrero, cuando el padre de Nahiara, Miguel Angel Cristo (28), dio aviso al 911 de que su hija había sufrido graves lesiones, por lo que fue trasladada primero a un centro de salud pequeño y luego al Hospital San Roque, donde quedó internada en terapia intensiva. A pesar del trabajo de los especialistas, la nena murió cerca de las 22.30 de ese día.

De inmediato, el fiscal de Paraná Juan Malvasio ordenó la detención del padre, Miguel Cristo, que fue imputado por homicidio agravado por el vínculo, y pidió la prisión preventiva en la Unidad Penal 1 de Entre Ríos. Con el transcurso de la investigación, las autoridades arrestaron también a la madrastra de la víctima, Yanina Soledad Lescano, que el mismo día de la muerte de Nahiara tuvo una bebé con Cristo producto de la relación que comenzaron a principios de 2018.

"El informe preliminar se pudo corroborar que tenía quemaduras de cigarrillos, golpes y una desnutrición generalizada que le provocó una falla multiorgánica y la muerte", detalló el fiscal, sobre la muerte de la nena. Además, destacó que "es un hecho macabro" y que "las imágenes fotográficas del informe de la autopsia demuestran con claridad meridiana la tortura que tuvo que padecer".

De acuerdo a la investigación, Nahiara vivió primero con los abuelos, luego el padre la llevó a vivir con él y en agosto empezaron los malos tratos. El director del centro de salud Corrales, donde se atendió primero a la víctima, le confirmó que las autoridades "hasta julio, cuando estaba con los abuelos paternos, su estado de salud era normal, tenia un buen peso, todas la vacunas al día, y desde julio no concurrió más".

Tras las acusaciones, la madrastra aseguró a la justicia no creer "que él pueda mentir así", dijo que "tiene que haber alguna forma de probar lo que él hacía" y denunció ser víctima de violencia de género.

"No puedo creer lo que dice Cristo. Él cuenta como si nada lo que nos hacía a nosotros", señaló Lescano, quien pidió salir de la cárcel para poder ver a su hija recién nacida. "Que investiguen qué clase de madre soy. Mi hijo más grande tiene seis años. Que averigüen en el jardín al que iba. Yo le hacía los controles", agregó.

TN

TABLOIDE

Tabloide el periódico especializado en Farándula Chilena El sitio que tiene toda la información que quieres leer, en el momento justo.

Te puede interesar